domingo, 24 de agosto de 2014

Mil hojas de foie y cazón

De cuando en cuando hay que visitar a Leo Griffioen en Código de Barras, en la plaza Candelaria, pues siempre te encuentras con una sorpresa, agradable sorpresa gastronómica, siempre con un toque gaditano.

Todavía recuerdo la memorable preparación de la coñeta que se inventó el año pasado. Ayer pasamos por allí y, estando todo bien, destaco tres platos. Un riquísimo picadillo de puntillitas, fresco, ligero, sabroso, sin exceso de aliño.

Un pan ácimo con queso, salmón y nectarina, buenísima combinación.

Y otro plato memorable: milhojas de foie y cazón ahumado, una combinación exquisita de un suave foie, con un cazón ahumado, logrando un bocado formidable.


   

1 comentario:

Marta Meléndez dijo...

Magnífico Leo y su cocina!