sábado, 10 de abril de 2021

El Balneario de la Palma hacia 1930

 Como es sabido, la Diputación de Cádiz decidió construir el "Balneario de Ntra. Sra. de la Palma y del Real" para sustituir las instalaciones de madera de los "Baños del Real", que se encontraban en mal estado. 

Convocado un concurso en 1924, ganó el proyecto del arquitecto Enrique García Cañas, aunque la idea original fue modificada. Las obras duraron apenas dos años y en 1926 se inauguró el Balneario, que en esta curiosa foto, publicada en 1930, lucía así desde el mar.


 

viernes, 9 de abril de 2021

Pastelería Viena, un escaparate y el personal

Le dediqué una entrada anterior a la célebre confitería Viena, entonces no tenía esta fotos.

Primera, un soberbio escaparate de la confitería de la calle Novena.

Y el fundador y propietario, Antonio Valls Garrido, rodeado de todo su personal.

Las fotos son de 1930. 


En el instituto Rafael Alberti

 


miércoles, 7 de abril de 2021

Las coplas del Carnaval en la Segunda República

 

"La Segunda República constituye uno los periodos más controvertidos que la opinión y la investigación han podido valorar en nuestro panorama nacional. La llamada Transición y el "pacto de silencio" condenaron injustamente este proyecto de la "cosa pública" en España al ostracismo y a una experiencia a la que no se debería retornar. Hoy, quizás desde un horizonte algo más alejado y con una mayor perspectiva y objetividad en la opinión, se ha conformado una visión menos apasionada sobre el rasgo ideológico, más atinada en cuanto a su balance y más equilibrada en cuanto a los logros alcanzados en aquel coyuntural escenario: el florecimiento de las artes y la intelectualidad, las políticas sociales en pro de los desfavorecidos, la titánica ofensiva cultural y alfabetista, avances en igualdad para las mujeres, la consolidación de la ciudadanía, la secularización y un régimen de derechos y libertades como nunca se había logrado en toda la Historia reciente, además del deseo de dignificar el trabajo y las oportunidades en una sociedad española injustamente desequilibrada hasta entonces.

Este nuevo volumen de la colección Fuentes para la Historia de Cádiz y su provincia del sello Editorial UCA hace una interesante inmersión por una de las representaciones culturales más florecientes de los años treinta: el Carnaval. Y más particularmente las letras del febrero gaditano republicano. Un periodo entre 1932 y 1936 que ofrece una serie casi completa —en torno al noventa por ciento— de los repertorios de las agrupaciones que celebraron aquellos carnavales de explosión de libertad, crítica y compromiso social. La obra se complementa con un estudio introductorio donde se analiza la realidad socio-política de los comparsistas de aquellos años, las características de la propia festividad en Cádiz, así como un análisis de las principales temáticas de las coplas".

(Texto copiado de la solapa del libro)

martes, 6 de abril de 2021

Paseo de Santa Bárbara

Desde la entrada, presenta un estado de lamentable abandono.

Y lo mejor que se podría hacer con el mamotreto es derribarlo y unir el parque al paseo.



Tienda de vinos de Arana

En el edificio que se ve en el centro de la fotografía, en la plaza de San Antonio 16, que ocupaba el solar donde hoy está abierta una conocida cadena de venta de pizzas, abría al público una de las más afamadas tienda de vinos de Cádiz, la de Antonio Arana, de la reconocida bodega portuense.

La foto del edificio es de 1858; el anuncio de 1879.

jueves, 1 de abril de 2021

El Nazareno por La Viña

Hay quien se sorprende de los cambios en los recorridos procesionales, en los itinerarios de las cofradías en Semana Santa. Incluso los hay que se quejan aludiendo a la "tradición", para decir que tal cofradía ha pasado por determinada calle "toda la vida". Pero eso no ha sido, históricamente, así.

Por eso, puede que algunos se sorprendan al saber que el Nazareno de Santa María llegó hasta el barrio de la Viña en la madrugada del Viernes Santo, bastantes años en el siglo XIX. 

Por ejemplo, en 1843, a las 4 de la mañana del viernes 14 de abril, salieron en procesión, junto al Nazareno y la Virgen, San Juan y la Verónica -lo que parece no ocurría desde 1829-, acompañados por bandas de la Milicia Nacional, Artillería y Bomberos, llegó hasta la calle San Rafael, tras pasar por Capuchinos y Rosa...


Siete años más tarde, en 1851, el 18 de abril, el recorrido se acortó, pues tras recorrer parte de la calle Capuchinos, la procesión dobló por Mateo de Alba, aunque en esta ocasión en vez de acceder a la Catedral por el Arco de la Rosa, retrocedió por la calle detrás del Pópulo, para recorrer Pelota...

También ha cambiado el recorrido de regreso al templo, de manera que no siempre pasó por Sopranis como algunos afirmaban hace unos años, pues si en los dos ejemplos anteriores se menciona dicha calle, en el itinerario de 1881, año, por cierto, que la Cofradía ya había adelantado la salida al jueves 14 de abril por la tarde, el regreso al barrio de Santa María se inició por la calle Plocia.

   


miércoles, 31 de marzo de 2021

Turismo en el s. XIX: hotel y restaurant de América

 


El Hotel y Restaurant de América fue uno de los más populares y frecuentados de Cádiz en la segunda mitad del siglo XIX.

Situado en la calle San José, nº 6, esquina a San Pedro, debió inaugurarse hacia 1862 o 1863, siendo su propietario y director hasta 1868 aproximadamente, Diego Merino. En dicho año se anunciaba destacando su situación entre las plazas de la Constitución y de Mina.


A partir de 1869 y hasta 1878, estuvo en manos de la familia Lanfranchi, apareciendo como sus responsables Homobono o Domingo Lanfranchi en diferentes años, más frecuentemente Homobono, que era su director en 1878. Al año siguiente, en 1879, el hotel se anuncia bajo una nueva dirección en el periódico Crónica de la Exposición Regional de Cádiz, donde se indica que, además del español, se hablaba inglés, francés, italiano y portugués, además de otros interesantes servicios.


 El nuevo responsable del hotel era Pedro Pella, que también en 1879 anunciaba en las guías de Cádiz, cocina francesa y española, vinos extranjeros y nacionales, servicio de comidas fuera del establecimiento hasta para 100 cubiertos, además de restaurante abierto "a todas horas" y la comida "en mesa redonda", es decir, el menú fijo del día, a las cinco de la tarde.


Al parecer, Pedro Pella mantuvo el hotel abierto hasta 1893, último año en el que hemos encontrado referencias de su establecimiento.