lunes, 20 de febrero de 2017

Sobre los premios Cortes de Cádiz


Los premios Cortes de Cádiz comenzaron, hace más de década y media, con el de investigación en Ciencias Sociales, convocado por la Fundación Municipal de Cultura. Durante muchos años fue el único premio que recibía ese nombre, Cortes de Cádiz, y fue ganando prestigio y difusión internacional. Por poner como ejemplo la última edición, se presentaron 44 trabajos de investigación, inéditos, de los que casi un 75% procedían de Iberoamérica.

A medida que se acercaba el año de Bicentanario, se fueron creando nuevos premios, pero con diferentes formatos, ya que, mientras algunos seguían siendo concursos a los que se presentaban trabajos terminados, otros se decidían corporativamente, a modo de premios a una trayectoria decidida por un jurado creado al efecto.

Pensé en su día, y sigo pensándolo, que el número de premios era excesivo y, a la vista de los resultados, alguno parecía cosa de una reunión de amigos, que premiaba a un amigo.

Por eso creo que algunos premios deberían suprimirse y otros continuar, en este caso, aquellos cuyo formato pasa por la presentación personal de un trabajo individual o colectivo, inédito, que se presenta expresamente a un concurso, con un jurado de especialistas, cuya identidad no se conozca hasta que se dilucide el resultado.

Es una opinión, por supuesto.

Seguimos con la bolsa de basura

No me puedo creer que no haya medios técnicos que permitan no tener que colocar, cada año por Carnaval, la bolsa de basura invertida en la plaza de San Antonio.

Ni con los que aparcan, un día si y el otro también, encima de los pasos de peatones de la plaza, dejando el coche allí durante un buen rato.

La foto es de ayer, sobre las 16,30.

viernes, 17 de febrero de 2017

Cañamaque y la manzanilla

Preparando mi intervención en el Congreso sobre la máscara y la alteridad, que se celebrará la semana próxima en Melfi y Putignano, he encontrado entre los papeles que guardo, la hojilla que la murga de Manuel López Cañamaque, "La reaparición de los Rampers", de 1930, repartía con parte de su repertorio, que incluía un magnífico y divertido popurrit dedicado a las variados efectos causados según el tipo de vino o aguardiente que se consumiera.


Y Cañamaque lo tenía claro:
"el que bebe vino Manzanilla,
ese es el que escapa mejor"

miércoles, 15 de febrero de 2017

Sabían que el agua estaba contaminada

Foto de Portal de Cádiz

Lo sabían, les habían avisado reiteradamente, les dijeron que el agua que bebían los vecinos de Loreto estaba contaminada y, a pesar de ello, estuvieron más de una semana sin tomar medidas, negándolo, hasta que no tuvieron más remedio que cortar el suministro.

Quien entonces denunciaba manipulación política, debería explicar, de una vez por todas, qué pasó y por qué permitió que, durante casi diez días, se suministrara agua contaminada al barrio de Loreto.

martes, 14 de febrero de 2017

Vecinos de Loreto con el alcalde


Lo firma "un grupo de vecinos de Loreto", que no todos, que consideran que fue el actual equipo de gobierno quien explicó la verdad de lo ocurrido con el problema de abastecimiento de agua al barrio. La imagen la he tomado del blog de Juan Cejudo.

viernes, 10 de febrero de 2017

Las travesuras de Errejón

Foto de Europa Press

De la entrevista a Pablo Iglesias en El País, se ha destacado la regañina a Iñigo Errejón. El líder de Podemos, que aspira a repetir, dice, en más de una ocasión, que Iñigo Errejón se ha equivocado y debe rectificar.

Pero, en mi opinión, hay dos cosas que llaman más la atención. Por una parte, con la autosuficiencia habitual en Iglesias, el discurso catastrofista, la amenaza de dimitir si no gana, el aviso de que, o le dan la razón en todo y todo el poder, o se marcha.

Y por otra, todavía más sorprendente, la declaración sobre la renuncia a la transparencia absoluta, el aviso de que hay cosas que se discuten en el Consejo Ciudadano que no deberían ser conocidas, que no deberían salir a la luz pública, a la postre, que todo no tienen por qué saberlo los militantes y simpatizantes.