sábado, 6 de junio de 2015

A mí no me gustó.


Lamento tener que decirlo, pero salí defraudado del "Encuentro sobre la ciudad entre Por Cádiz sí se puede y Ganar Cádiz en común". Y la razón de que no me gustara el acto es muy sencilla: en 120 minutos el candidato a alcalde por Podemos y el líder de Ganemos solo hablaron unos 8 o 10 minutos cada uno. Y dijeron poco, muy poco.

En la primera intervención de tres minutos cada uno, Martín Vila, ofreció datos atropelladamente, casi los mismos que repitió en la campaña, para reiterar que Cádiz está en situación de emergencia. José María González leyó que estábamos en un momento y acto histórico y la alegría que sentía de estar haciendo política con la gente.

Los expertos, en su papel de conocedores de sus parcelas, ocuparon la mayor parte del tiempo. Los más directos y conectados con la realidad gaditana, Eva Tubío y David Cifredo; también Fernando Visedo, pero su discurso fue menos didáctico, pese a ofrecer datos muy claros. Carlos Vila aclaró que, legalmente, se puede remunicipalizar servicios; José Vicente Barcia demostró cómo nos engañan y nos cobran de más por la energía y dijo que Cádiz, con su sol, su agua y su viento puede tener energías renovables; y Luis Babiano explicó que el agua puede ser mejor gestionada, incluso ser generadora de empleo y beneficios.

Después llegó el gran fiasco. La moderadora, Ana Barceló, aclaró que los asistentes podrían, mediante papeletas escritas, realizar preguntas y la gran sorpresa fue que, pese a que las preguntas eran muy concretas, sobre futuras acciones del hipotético gobierno municipal de José María González, ni éste, ni Martín Vila respondieron a ninguna de las preguntas, todas fueron desviadas a los expertos, que respondieron como pudieron, dándose el caso de que una de las preguntas más directas y claras -sobre empleo y ayuda a los emprendedores- quedó sin responder, pues nadie supo qué decir.

Para cerrar el acto, otras dos intervenciones de los cabezas de lista, en esta ocasión de cinco minutos cada uno. Martín Vila reiteró sus datos y, como novedad, hizo un recordatorio sobre la Memoria Histórica que, sinceramente, creo no venía al caso. José María González leyó de nuevo lo que ya sabíamos, que harán política para la gente y delante de la gente, sobre las ganas de cambio que el electorado había mostrado en las urnas, invitando, sin nombrarlo, al PSOE para que se una al bloque del cambio.

Se expusieron, mejor, reiteraron, los problemas que todos sabemos tiene Cádiz: infravivienda, paro, servicios esenciales privatizados con exceso de coste, personas sin hogar o que cada día más familias tienen que recurrir a los servicios sociales, los desahucios..., pero no se adelantaron soluciones, planes, programas, alguna idea, un proyecto...

Salí defraudado, esperaba bastante más.

9 comentarios:

ARS dijo...

Dicho lo anterior, sigo pensando que el cambio es absolutamente imprescindible en Cádiz.

Ana dijo...

Las preguntas llevaban destinatarios concretos, ante lo cual, la moderadora sólo podía remitirla a quienes iban dirigidas.

Las reglas del juego son las que me dieron por escrito y traté de cumplirlas con discreción, con dos únicas excepciones: el trabalenguas improvisado y la utilización del tiempo que la organización preveía para uso de la moderadora, que no consumió ni en una décima parte, porque así entendí que debía actuar. No creo que fuera un debate inútil porque los ciudadanos quieren hablar. Vale, aunque todo sea susceptible de mejora.

Dicho lo cual, estoy de acuerdo en la necesidad absoluta de un cambio para esta hermosa y sufrida ciudad que se merece otro trato, diametralmente distinto del que viene sufriendo. Saludos.

Emilio Mateos dijo...

Conozco a José María González del círculo de Podemos. Sus intervenciones en el mismo son siempre las mismas de la vieja escuela. Manipuladoras y tratando de machacar a los que él considera enemigos que es cualquiera que no opine como él y no sea de izquierda anticapitalista. De lo demás no sabe nada. Por eso no dio respuestas. Pero se puede admitir que un líder no tenga respuestas pero sea capaz de rodearse de colaboradores competentes que di las tienen y a los que escucha y hace caso. No se si esta cualidad la tendrá, por lo sectario que se ha comportado en el círculo lo dudo. A Martín Vila no lo conozco apenas. Pero si no dio respuestas es porque no se las ha aprendido porque en Ganemos existen muchas. Sin embargo este si pienso que sabe escuchar y rodearse de gente competente. Yo personalmente estoy muy preocupado. Si se fracasa en estos cuatro años volveremos a retroceder décadas. Y hemos dejado el cambio en manos de un grupo de gente que no sabe gran cosa de casi nada. Y que además mienten porque no practican ninguna nueva política sino la de siempre. Esperemos que a pesar de todo la responsabilidad se imponga y sepan escuchar a las personas adecuadas. Y que les hagan caso.

ARS dijo...

Ana, la moderadora hizo, en mi opinión, un excelente papel: a diferencia de otros y otras no tomó el menor protagonismo y no perdió ni un segundo.
Sobre las preguntas, los candidatos, y especialmente José María González, eran los que tenían que responder.

garcía argüez dijo...

comparto la misma sensación...

Paco Rodríguez dijo...

Lo de la intervención del público se dijo antes del comienzo del acto y no después de las intervenciones, si es cierto que Ana lo recordó otra vez, quizás no lo hubiera oido antes. Sobre los expertos, su figura era para decir o desdecir las propuestas, sobre el tema de la desprivatización de los servicios públicos recordó que Kichi le había puntualizado que ante todo se iba a realizar un estudio pormenorizado de cada una de las concesiones, y este le apuntó que se hiciera desde el pliego de contratación, desde el primer documento escrito pues puede ser un elemento muy importante a la hora de estudiar cada caso, yo entendí que se comenzaría poco a poco finalizando los contratos y las deudas contraídas para comenzar de nuevo. Mas de uno creería que el debate iba a ser una pelea de gallos y el aula un reñiero, mas lejos de la realida, fueron gente educada e interesada con participación del que quisiese, tanto para ir, como para intervenir.

ARS dijo...

Paco Rodríguez, estuve desde el principio, así que escuché lo de las intervenciones del público, pero creía -y lo sigo pensando- que tenían que haber respondido Martín y, sobre todo, José María.
Y si hubiera pensado que iba a asistir a un reñidero de gallos, no hubiera asistido: me gustan los debates entre gente educada, aunque intuía que no iba a haberlo; lo que yo esperaba eran propuestas concretas, que nos dijeran cómo se iban a abordar los problemas, no que recordaran lo que ya sabemos: que Cádiz está en una situación económica y social de emergencia. Por eso confío en el cambio, y que con un nuevo gobierno municipal se haga la política social que necesitan los gaditanos.

Jesús dijo...

En cuanto a lo de gobernar con la gente y teniendo en cuenta sus propuestas, me remito a las papeletas en blanco que se pasaron para quien quisiera rellenarlas con preguntas para que luego se contestaran (ingenuamente pensé que las contestarían los candidatos en la medida de sus posibilidades, pero ni eso). No sé cuántas preguntas llegaron, pero pude ver que serían más de una docena, de las cuales pasaron para responder tres o cuatro que entendí que ya habían sido respondidas anteriormente. Por mi parte, en mi papeleta hice una doble pregunta sobre financiación, caja municipal y acceso al crédito, pues creo que sin dinero es imposible poner en marcha el programa electoral, y que éste puede ser un problema muy grave. Ninguna de mis preguntas fue atendida, y creo que lo mismo pasó con muchas más, así que la posibilidad de dirigirse al alcalde o a los candidatos, quedó bastante desdibujada.
En cuanto al acto, creo que se planteó mal, fue aburrido y con muy poco interés político, sino más bien tecnocrático. A todos aquellos que han dicho en facebook y donde sea que lamentan habérselo perdido, pueden quedarse tranquilos, pues no se perdieron más que el decir "yo estuve allí", y por mi parte -y siendo votante de una de las dos formaciones presentes- yo les cedo mi sitio de pie para el siguiente acto.

ARS dijo...

Jesús, te agradezco tu comentario, pues, lamentablemente, confirma mi impresión: quedaron preguntas sin responder, de hecho un asistente se levantó para quejarse; y, como he reiterado, eran los candidatos los que tenían que haber contestado.