domingo, 8 de junio de 2014

Un tren para unir las dos bahías

Un comentario suscrito por Almeyda a la entrada anterior, sobre la necesidad de unir por ferrocarril los puertos de Cádiz y Algeciras, como medida indispensable para lograr una plataforma logística viable, me hace recuperar este artículo publicado en Diario de Cádiz el 8 de mayo de 2010


Siguiendo el modelo de los caminos reales trazado en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando se hizo el diseño de la red nacional de ferrocarriles en el siglo XIX, se diseñó un trazado radial que unía la capital del estado con la periferia. En el caso de la provincia de Cádiz, esto provocó el aislamiento entre la capital y la bahía de Cádiz con el Campo de Gibraltar, una situación de la que ya se quejaban empresarios y productores de la provincia gaditana a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. La unión, por medio de un sistema ágil y rápido de comunicaciones entre la Bahía de Cádiz y la de Algeciras/Gibraltar, ha sido una demanda clásica entre los habitantes de ambas bahías y los de la provincia en general. Si bien se hizo el trazado de la autovía Jerez-Los Barrios, que paliaba parcialmente el problema, el transporte de mercancías sigue siendo deficitario.

En noviembre de 1999 el Ministerio de Fomento licitó el estudio de conexión ferroviaria Bahía de Cádiz-Bahía de Algeciras. Era entonces ministro, del primer gobierno de Aznar, Rafael Arias-Salgado, y se estipuló un plazo para realizar el estudio de nueve meses. Cuatro años después, siendo ministro Álvarez Cascos, y a pregunta del socialista Salvador de la Encina, el ministro explicó que la ejecución del proyecto no era rentable hasta que no se pusiera en marcha la conexión del Estrecho con Marruecos, pues se contemplaba una conexión con enlace fijo a través del estrecho de Gibraltar. En marzo de 2004, tras el triunfo del PSOE, pasó a presidir el gobierno Rodríguez Zapatero, pero la sensibilidad sobre la unión ferroviaria entre las dos bahías no se modificó. La nueva ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, manifestó que no era prioritaria la conexión ferroviaria entre Cádiz y Algeciras y ello a pesar de que se estaba gestando el proyecto de Las Aletas como un gran centro logístico que impulsara el desarrollo económico de la provincia, fundamentado en un gran triángulo productivo, calificado como de de interés nacional, cuyos vértices se encuentran en Cádiz, Jerez y Algeciras.

Ese triángulo productivo y logístico es imprescindible para el desarrollo económico de la provincia de Cádiz. Frente a la ya evidente competencia que va a ejercer, en el tráfico de mercancías, el gran complejo Tángermed, que Marruecos levanta frente a la bahía algecireña, la respuesta debe centrarse en el desarrollo de Las Aletas, y en la creación de una gran centro logístico provincial que se fundamente en la fortaleza de las dos bahías, la de Algeciras y la de Cádiz, reforzadas con una conexión ferroviaria ágil y eficaz. Ese es el futuro para el desarrollo económico de la provincia. Y esa debe ser una prioridad de nuestros gobernantes en Andalucía y en Madrid, eso sí, cuidando el medio ambiente.

La imagen procede del Mapa del Ferrocarril en España, de Forcano, 1948.

No hay comentarios: