sábado, 30 de abril de 2016

Archivada la investigación contra la exalcaldesa de Jerez


No cuestiono, faltaría más, la decisión del Tribunal Suprema de archivar provisionalmente la investigación a la exalcaldesa de Jerez, María José García Pelayo, por los contratos con la trama Gürtel. El alto tribunal reconoce que hay un fuerte aroma a irregularidades, tráfico de influencias y decisiones opacas, pero el instructor afirma que no es exigible que el alcalde de un ayuntamiento como el de Jerez, contraste y coteje con cada expediente todas y cada una de las decisiones o acuerdos que firma.

El argumento es sólido. Lo preocupante es que se puede convertir en un precedente para otros casos de aparentes corruptelas. Por ejemplo, si el alcalde de una ciudad como Jerez no puede cotejar cada expediente, ¿pudo hacerlo el presidente de la Junta de Andalucía en el caso de los EREs? ¿Y Rita Barberá en Valencia?

2 comentarios:

Ana dijo...

Pues e su curriculum se indica que es abogada.

Diego Cano dijo...

Estoy de acuerdo, una cosa es la presunción de inocencia, que ampara a cualquier ciudadano en una Democracia y otra cosa es que tengamos la inocencia de creer que la "prevaricación administrativa" en que se ha incurrido sea desconocida por los responsables políticos del Ayuntamiento de Jerez. Me resulta difícil creer que la "Gurtel" consiga beneficios de ese Ayuntamiento por "obra y gracia" de unos empleados públicos que actuaban autónomamente,al margen de los políticos del equipo de gobierno del Ayuntamiento. Lo que sí es cierto que ningún político suele dar órdenes ilegales por escrito.