lunes, 28 de diciembre de 2015

El mamotreto de Santa Bárbara


El mamotreto de Santa Bárbara, además de un despilfarro de fondos europeos, es un artefacto prácticamente inútil. Después de los primeros días, donde la curiosidad llevó a muchos gaditanos a recorrerlo, cada día menos gente pasea por la "pérgola mirador" capricho del teofilato.

Ayer, pese al fuerte viento, decenas de familias paseaban por Santa Bárbara, por el paseo junto al mar, mientras que durante quince minutos, solo una pareja -aparte de mi- caminaba por el mamotreto, curioseando. No debían ser de Cádiz, pues le oí preguntar a ella que a dónde conducía el paseo elevado, respondiendo él que llevaría a alguna parte; cuando estaban terminando de recorrerlo, con cierto asombro, dijo él, pues no lleva a ninguna parte, esto se termina y no hay nada...

Conviene recordar que el mamotreto costó más de un millón y medio de euros, de una partida destinada a la dinamización social y económica de los barrios de La Viña, El balón y el Mentidero. No sé si la Unión Europea pensará que el dinero gastado en el Paseo de Teo cubre los fines previstos.

En las fotos, del mediodía de ayer, el mamotreto vacío y con algunas pintadas.  


3 comentarios:

Ana dijo...

Mi familia me ha visitado estos días y, con naturalidad, el obligado paseo matinal del día 25 nos llevó hasta lo alto del "trasto".
Mi sobrino y su padre, vinculados profesionalmente con el mundo de la arquitectura, no dejaron de encontrar defectos técnicos: filos cortantes, juntas de dilatación agrietadas, suciedad acumulada, láminas de policarbonato (¡glup!) rajadas y polvorientas..., entre otros tecnicismos.
Mi hermana fue más directa: "¿Qué falta hacía estropear un paisaje tan bello?", en referencia a la vista del Atlántico desde la balaustrada. "Es como regalar un ramo de flores naturales dentro de una botella de plástico vacía, recogida de una papelera", concluyó.
He de reconocerlo: Como siempre, mi hermana dio en el clavo.

topanga22 dijo...

Mi perra se lo conoce de cabo a rabo. Sabe por donde subir, por esas escalinatas metálicas intermedias, se baja por otra, vuelve a subir, disfruta, pero no hay nadie paseando por la pasarela. Se ha hecho dueña del paseo. Al menos mi perri disfruta subiendo y bajando. Una lástima.

Juan Pinto dijo...

Un mamarracho, un capricho, seguramente no estaría tampoco en el programa de gobierno, pero se hace porque ordeno y mando y a ver quien dice lo contrario que no sale en la foto. Igual me parece el lugar donde colocaron el Bar La Quilla, tapando la visión de La Caleta cuando se viene del paseo del Parque, otro capricho. Otro obra y o capricho el mamotreco de Entrecatedrales. Que se vote a una persona o Partido, no da derecho a hacer en la ciudad lo que se encapriche al Político de turno, si está en el Programa o hay consenso bien, sino es ordeno y mando y eso si ha sido así, está feo que se haga. Otro mamarracho de Cádiz, que no sé de quién es la culpa es la fachada del Hotel Atlántico, que parece una persiana echada, Patrimonio de La Junta y Ayuntamiento supongo, que han consentido tal mamarracho.