sábado, 8 de diciembre de 2012

Silencios

HAY silencios más elocuentes que las palabras. Hay ausencias más llamativas que las presencias. Hay omisiones más significativas que las acciones. Y los silencios, las ausencias y las omisiones del PP ante lo que está ocurriendo con el "tesoro de la Mercedes" y con la Escuela de Hostelería F. Quiñones, no pasan desapercibidas a los gaditanos.

Conocen ustedes la historia de la fragata 'La Mercedes', que formaba parte de una flotilla, al mando de José de Bustamante, que salió de Montevideo con destino a Cádiz el 9 de agosto de 1804. Cuando el 5 de octubre estaban frente el cabo de Santa María, previendo arribar a Cádiz al día siguiente, cuatro fragatas inglesas las asaltaron. Durante la batalla, 'La Mercedes' estalló muriendo 249 personas y hundiéndose toda la carga, que incluía miles de monedas de plata y oro. Casi doscientos años después, la empresa Odyssey -que en 1999 tenía permiso del Gobierno español para buscar un buque inglés hundido en el mar de Alborán, pese a que la Junta de Andalucía, competente en esas aguas territoriales, se había opuesto-, localiza 'La Mercedes', extrae su tesoro y lo traslada a Estados Unidos. Tras años de pleito, España logra legalmente la devolución del tesoro y comienza la polémica por su depósito que, finalmente, el actual gobierno destina al Museo Arqueológico de Cartagena. Y en Cádiz, candidata lógica a custodiarlo, el PP calla, pues no es de recibo que, por toda justificación, al Presidente provincial sólo se le ocurra echar la culpa a los socialistas, a la Junta, con la excusa de que no ha construido un museo arqueológico… Olvida Sanz la existencia del Museo de Cádiz, donde se guardan piezas arqueológicas de gran valor, y del Centro de Arqueología Subacuática, con condiciones técnicas adecuadas.

Lo de la Escuela de Hostelería es peor, si me apuran. El 23 de septiembre de 2010 el PP provincial apremiaba a la Diputación, entonces gobernada por el PSOE, para que encontrara una solución para la Escuela de Hostelería de Valcárcel. Llegaron las elecciones municipales de mayo de 2011, ganó el PP la Diputación y las prisas, las urgencias, desaparecieron. Hasta que hace unos días nos enteramos que se había clausurado la cocina de la Escuela, dejando a dos centenares de alumnos sin clases. Aunque fuera un cierre previsible -aluden ahora a informes técnicos guardados en misteriosos cajones por ambas administraciones de la Diputación, la del PSOE y la del PP-, había que buscar una solución urgente y pronto se supo que la misma pasa por el traslado de la Escuela a Chiclana. Y ello con el silencio obediente del PP gaditano.

Estoy convencido de que, si las decisiones sobre 'La Mercedes' y la Escuela de Hostelería las hubiesen tomado administraciones regidas por el PSOE u otro partido diferente al PP, el Ayuntamiento de Cádiz, con su alcaldesa a la cabeza, ya estaría movilizado, recogiendo firmas y clamando al cielo contra el despojo de la ciudad. Pero, como no es así, en el PP callan y otorgan. De nada vale recordarles aquellas palabras de noviembre de 2011 cuando decían que Rajoy conocía nuestras necesidades y las iba a atender… Pero ya hablaremos de ello.

Publicado en Diario de Cádiz, 8 de diciembre de 2012.

5 comentarios:

Marieta Cantos Casenave dijo...

Más razón que un santo y que como han dicho en un comentario del Diario, también sobre la Zona Franca callan.

Jaime Rocha dijo...

Toda la razón del mundo en ambas cuestiones. Perro no come carne de perro, o algo asi.
No hay partido político en esta partitocracia llamada España (todavia), que haga autocritica. Todos lo hacen muy bien y los de enfrente muy mal, sea lo que sea.
Y todavia hay quien les rie las gracias. Así nos va.

Jesús dijo...

Una cuestión: el ataque a La Mercedes ¿se puede considerar como escaramuza previa a la Batalla de Trafalgar? Lo pregunto porque ocurrió un año antes, y si el ambiente entre el bando inglés y el español era tenso, quizá este ataque ayudó a precipitarlo.

A no ser que la guerra contra los ingleses fuera cosa sólo del gobierno francés, que arrastraron a los españoles, para enfrentarse (supondrían) con más garantías a los británicos, contra los que finalmente perdieron, como viene en los libros y monumentos.

ARS dijo...

Jesús, en 1803 España, que intentaba seguir neutral tras la paz de Amiens, suscribió con Francia un acuerdo "secreto" -el tratado de los subsidios-, por el que ayudaba económicamente a los franceses en su guerra con el Reino Unido (una ayuda económica que se sufragó con un empréstito de un banquero francés en condiciones muy duras). Los ingleses lo consideraron una ruptura del tratado de Amiens, mientras que los españoles pensaban que el acuerdo pacífico se mantenía. Por eso los marinos españoles se vieron sorprendidos por el ataque de los barcos ingleses, que hundieron a La Mercedes. Y, sí, fue un episodio previo a Trafalgar, pues obligó a España a la beligerancia activa.

Jesús dijo...

Gracias por la aclaración y sus matices. Salud.