miércoles, 15 de julio de 2015

Alcalde a tiempo parcial

Ignacio Romaní, en el último mes, desde que está en la oposición, está aprendiendo a decir cosas sensatas.

Ha afirmado ahora que una ciudad con tantos problemas como Cádiz necesita un alcalde a tiempo completo. Lo malo es que pone como ejemplo a Teófila Martínez, que no es precisamente un buen ejemplo de dedicación a tiempo completo a Cádiz.

Da la impresión de que Romaní, pese a haber estado en el equipo de Teófila desde 1999, no se dio cuenta, en todos esos años, que la ex-alcaldesa no estaba todo el día trabajando por la ciudad. Puede que Romaní estuviese despistado y, como le podía ocurrir a tantos gaditanos, al ver siempre una lucecita encendida en el despacho de la alcaldía, creyera que Martínez siempre estaba ahí, pero no era así.
  
La foto es del 28 de febrero de 2015

Habrá que aclarárselo o recordárselo: Teófila Martínez, en los veinte años en que ha sido alcaldesa de la ciudad, no ha tenido nunca dedicación absoluta a Cádiz. Debe recodar que Martínez, desde 1989, ha ocupado de forma casi permanente -salvo seis meses escasos-, un escaño en el Congreso de los Diputados, en el Senado o en el Parlamento andaluz, como ya recordé hace unos meses. Así que eso de que "dedicaba todo su tiempo a la ciudad", no es cierto.

PD. Me parece lamentable que, por culpa de inquisidores de pacotilla, el alcalde de Cádiz tenga que explicar su vida familiar.

1 comentario:

Marieta Cantos dijo...

Lo importante es que la dedicación se haga desde la buena fe y desde el convencimiento de que, entre todos, podemos mejorar la ciudad. Es cierto que no tiene experiencia, pero esta sólo se puede adquirir con el tiempo. Dejémosle trabajar, hagamos crítica constructiva y conseguiremos que Cádiz tenga futuro. Así lo creemos quienes trabajamos en la iniciativa de Plan C (http://plancadiz.com/).