jueves, 13 de marzo de 2014

La nave de los locos

"La nave de los locos" es el título de un artículo de opinión publicado hoy en Diario de Cádiz por Rafael Sánchez Saus, y el título de uno los más conocidos cuadros de El Bosco:

Creo que Sánchez Saus no ha escogido el título del artículo, que trata sobre la Junta de Andalucía, por casualidad, más bien, creo, que el título responde a su opinión sobre el que califica gobierno "socialcomunista" de la Junta. Y es legítimo que lo diga, que para eso hay libertad de opinión. Pero, para quienes lo desconozcan, conviene recordar que en el cuadro, cuya imagen he tomado de internet, el Bosco quiso representar la degeneración de costumbres y la pérdida de valores religiosos, pero también la corrupción de la iglesia.

Del artículo, dos cosas me llaman la atención. Una, que diga que Andalucía lleva treinta años de socialismo "a cucharadas o con embudo", cuando hasta él mismo debería saber que la causa es el voto ciudadano. Dos, que tras desligitimar el gobierno electo de la Junta, se queje de que hay, según él, un intento de destruir cualquier referencia a una España "que estuvo vigente durante medio siglo", en una directa alusión a una dictadura impuesta por la fuerza de las armas, a costa de la muerte de muchos españoles, y mantenida en base a la represión del contrario. ¡Curiosa vara de medir! Pero lo malo es que desconoce que la Ley de la Memoria Democrática lo que pretende es precisamente lo contrario, que no se olvide la dictadura, además de recuperar la memoria de la democracia que la dictadura franquista quiso borrar.

¡Ah!, y sobre la propiedad de la Mezquita y Catedral de Córdoba, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad, también debería imponerse la memoria histórica y la Ley de Patrimonio. Y de paso, revisar la razón por la que una institución religiosa no paga el IBI en un estado aconfesional.

3 comentarios:

Marieta Cantos dijo...

Mira que, al tiempo que desmontas sus tesis, le das más publicidad.

J. Luis Ben dijo...

Pues me perece muy bien que Alberto haya escrito esta crítica al referido artículo. Desde una perspectiva democrática es intragable.

J. Luis Ben dijo...

Me parece perfecto que haya hecho esta crítica. El artículo es intragable, democráticamente hablando.