lunes, 31 de marzo de 2014

Homenaje al doceañista Gordoa: el Ayuntamiento se equivoca de calle

Cuando trabajábamos un proyecto expositivo para el Bicentenario de la Constitución de 1812, que no salió adelante, proponíamos la localización y señalización de los domicilios donde residieron los diputados y otros personajes de la época, de los edificios que ocuparon instituciones, imprentas, cafés, tabernas…, con unas placas ovaladas no muy grandes, así como trazar un recorrido constitucional por las calles de Cádiz, con artículos de la Constitución grabados en piedra y colocados en el suelo. La propuesta se incluyó en la documentación que se entregó al Consorcio del Bicentenario y, por tanto, a todas las instituciones allí representadas. 
  
No era una propuesta absolutamente original, de hecho hay cosas similares en otras ciudades, por ejemplo, en Dublín donde la ruta Joyce se marca con placas de bronce en el pavimento, o en el Madrid literario, o en Londres y México, donde pequeñas placas indican la casa donde nació un personaje o se desarrolló un hecho histórico. Por eso no nos extrañó que el Ayuntamiento de Cádiz, poco después, expusiera una idea similar que, de momento muy parcialmente, está desarrollando, lo que es de aplaudir.

Lo que ocurre es que en el caso de Miguel Gordoa, diputado mexicano, se ha cometido un error de bulto, colocando, el pasado mes de septiembre, una placa en la calle Montañés.
La foto se puede ver en la página institucional del Ayuntamiento. 



Como digo, poner esta placa en la calle Montañés, es un grave error, puesto que las fuentes históricas indican que no vivió en esa calle.


Para conocer dónde residieron en Cádiz los diputados doceañistas hay, al menos, dos documentos de la época. Por una parte la Lista de los señores diputados de las Cortes Generales y Extraordinarias de la Nación Española, publicada por la Imprenta Real en 1811, y por otra la Guía política de las Españas para el año 1812, publicada por la imprenta de la Viuda de Comes, y en ambos documentos se constata que Gordoa  no vivió en la calle de las Descalzas -actual Montañés-, ni tampoco en una inexistente plaza de las Descalzas, como se ha escrito.

Miguel Gordoa y Barrios residió, en Cádiz, en la plazuela de los Descalzos nº 91, es decir, en la actaul plaza de las Flores nº 8. Allí es donde hay que colocar la placa.

2 comentarios:

Carlos Porras dijo...

Iluminados....

Alejandra dijo...

Lo que viene siendo leer las fuentes....