lunes, 10 de marzo de 2014

10 de marzo de 1820


Las conspiraciones liberales contra el absolutismo fernandino se iniciaron, prácticamente, al anular el rey la Constitución de 1812, de manera que en los primeros años de su reinado fueron constantes los cenáculos, conversacioes, conatos de pronunciamientos y, por fin, el pronunciamiento de Riego que repuso el sistema constitucional en 1820. 
El pronunciamiento que encabezó Rafael del Riego en Las Cabezas de San Juan, se gestó en Cádiz a lo largo del año 1819, con importante protagonismo de las logias masónicas gaditanas, como El Soberano Capítulo, que presidía Francisco Javier de Istúriz, o El taller Sublime, de Antonio Alcalá Galiano, y participando personajes como Salvador Garzón, Bartolomé Gutiérrez Acuña, Juan Manuel de Aréjula, José Grases, José Moreno Guerra,  Felipe Arco Agüero, Santos y Evaristo San Miguel, Ramón Mª de Labra, Quiroga, José Montero, Bertrán de Lis, Juan Alvárez Méndez Mendizábal, Vadillo, Vallejo, Díaz Imbrechts,...algunos vecinos de Cádiz, otros militares destinados en regimientos cercanos o en el Ejército de Ultramar que protagonizó el levantamiento siguiendo a Riego, funcionando como centro directivo la casa de José Montero.
Los acontecimietos se precipitaron a fines de 1819, cuando las reuniones entre los masones, oficiales constitucionales y comerciantes ga­ditanos se sucedían, y por fin al comenzar el año 1820 se inició la rebelión militar, aunque como es conocido la ope­ración consiguió un éxito parcial, pues el levantamiento en Cádiz, dirigido por Santiago Rotalde fracasó.  Sin embargo, la persistencia de Riego que, sin reconocer el fracaso del pronunciamiento, seguía recorriendo Andalucía, logró su objetivo, pues, finalmente, Fernando VII juró la Constitución de 1812 el 9 de marzo de 1820. 
Pero en Cádiz se produjeron unos lamentables sucesos. Ese mismo día 9 de marzo, llegó a la ciudad el Capitán General de Anda­lucía, Freyre, corriendo el rumor de que venía a proclamar la Constitución al día siguiente en la plaza de San Antonio. 
Amaneció un 10 de marzo lluvioso, y cuando el pueblo gaditano esperaba a las 12 horas el juramento de la Constitución,aparecieron las tropas por diversas esquinas disparando contra la multitud. Cádiz vivió una jornada de terror, que se prolongó en los días siguientes.  
El 12 de Marzo llegó a Cádiz la noticia del juramento real a la Constitución y al día siguiente el gobernador convocó al ayuntamiento para manifestar su alegría por el restablecimiento de la Constitución de 1812, pidiendo la unión entre el pueblo y los militares que acataban la ley, al tiempo que ordenaba la publicación de la Constitución. El Ayuntamiento exigió la salida inmediata de Cádiz de las tropas implicadas en los sucesos del día 10, lo que reiteró el Ayuntamiento constitucional, presidido por José Ma­nuel Vadillo, que en su primera sesión dirigió  una exposición al rey pidiendo que se investigaran los sucesos del 10 de Marzo.
Al menos tres grabados recordaron los hechos:



3 comentarios:

Mariano Del Río dijo...

Este Freire era de Carmona, ¿No?.
Como el que condujo la turba contra el Gral. Solano........ de la misma provincia.

ARS dijo...

Sí, de Carmona.

jesus ramos santana dijo...

El dato de la provincia es irrelevante.