miércoles, 12 de julio de 2017

La plazuela de la Cruz Verde y la Inquisición

Con motivo de la propuesta de cambiar el nombre de la plazuela de la Cruz Verde, por el del comparsista Antonio Martín, leo por las redes apoyos basados en explicaciones reduccionistas: está bien cambiarle el nombre a la plaza porque fue el centro de las actuaciones de la Inquisición en Cádiz.

Sin negar la mayor, es decir la vinculación de la cruz verde a determinadas representaciones y actuaciones de la Inquisición, quiero añadir algunos elementos más al debate que, entre otras cosas, incluye el de la localización de la sede del Santo Oficio en Cádiz.

En primer lugar, conviene recordar que la denominación Cruz Verde no solo la ha tenido esa plazuela. La actual plaza de Topete se denominó de la Cruz Verde en 1694; la calle Magistral Cabrera se llamaba Cruz Verde en 1671; y la calle Cruz era de la Cruz Verde en 1826.

Por otra parte, no se sabe exactamente cuando la plazuela de la Cruz Verde se llamó así por primera vez, pero se sabe que, posteriormente, en momento indeterminado del siglo XVIII, pasó a ser conocida como plazuela de las Cererías, después plazuela de Cala y en 1779 pasó a llamarse de la Cruz del Barrio Nuevo. Más tarde, y sucesivamente, plazuela de la Cruz de Cala (1793), de Reinoso (1855), de Eduardo Benot (1907) y de nuevo de la Cruz Verde en 1940.

Adolfo de Castro escribió en 1857 que se llamaba de la Cruz Verde por tener una cruz de ese color en el centro, y después de Castro, muchos autores han repetido esa explicación. Pero me inclino por revertir el argumento, como hizo Antonio Muro al explicar el nombre de la calle de la Cruz Verde en Puerto Real, al argüir que no creía que el nombre de la calle proviniera de que hubiera una cruz de ese color, sino a la inversa, que la cruz se puso por llamarse la calle así. Y creo que en Cádiz debió ocurrir lo mismo.

También Antonio Muro, que recuerda en primer lugar la relación de la cruz verde con la inquisición, apuntó que cruces verdes fueron símbolo de, por ejemplo, la Orden de Alcántara; o que San Andrés murió en una cruz en forma de aspa que era de color verde (la puertorrealeña calle Cruz Verde fue anteriormente de San Andrés, pero en Cádiz no se dio esa circunstancia).

Por último, y para animar el debate sobre dónde estaba la inquisición en Cádiz -soy de los que piensa en la calle Plocia-, pongo este curioso grabado de 1650 en el que, con el nº 7, aparece señalada la Inquisición, cerca, por cierto del ayuntamiento.

3 comentarios:

ARS dijo...

Juan José Ariza me ha señalado un lapsus de fecha en el que tiene razón. La plaza Topete se llamó Cruz Verde en 1694, no en 1614, como por error inexplicable escribí.

Marieta Cantos dijo...

¿Y qué hay de la Plaza de la Cruz de la verdad? ¿A qué se debe ese nombre?

Dani dijo...

El comisario de la Inquisición en Cádiz tenía que dar el visto bueno a los libros que salían para América, así que me pega que la sede o residencia del comisario (o del alguacil del tribunal de Sevilla en Cádiz, o lo que fuera la sede de la Inquisición, ya que creo que Tribunal no había) estuviera cerca del puerto, donde indica el grabado.