miércoles, 12 de junio de 2019

La Ford en Cádiz

Como es conocido, a mediados de 1919 la empresa Ford decidió una expansión en Europa, enviando un directivo para que informara sobre dónde podría instalarse la fábrica. Tras varias visitas, el enviado de Ford informaba que las mejores opciones eran Barcelona y Cádiz por el tráfico de sus puertos, descartando la primera por la conflictividad laboral, así que se optó por Cádiz. Solicitados los permisos pertinentes, una Real Orden de 6 de noviembre de 1919 autorizaba su instalación al amparo del Depósito Franco, lo que aseguraba exenciones fiscales. 

La instalación de una cadena de montaje -ya que las piezas para la construcción del vehículo llegaban de Detroit-, se hizo muy rápidamente, de manera que a principios de abril de 1920 salió de la cadena de producción el primer coche montado en Cádiz.


Al terminar el año 1920, con casi 300 empleados en la sucursal gaditana, las expectativas eran muy altas, como se podría concluir al leer este anuncio publicado en 1921.

Pero la realidad era otra. Una subida de aranceles a principios de 1921, que la Ford trató de negociar para que no le afectara, a lo que se sumaron las dificultades de las comunicaciones terrestres, provocaron que Ford se replanteara la ubicación de la fábrica, decidiendo ese mismo año 1921 el traslado a Barcelona, que definitivamente se produjo en abril de 1923.

No hay comentarios: