viernes, 13 de septiembre de 2013

Escuela de Hostelería de Cádiz

Me parece absolutamente impresentable, lamentable e incomprensible, el tratamiento que la Junta de Andalucía está realizando en el conflicto de la Escuela de Hostelería de Cádiz.

Un centro de formación de resultados positivos contrastables, no solo por el número de ex-alumnos colocados anualmente, varios de ellos con reconocimiento profesional destacado, también por cuantos hemos tenido oportunidad de haber comido alguna vez allí, o haber participado en alguna de las actividades culturales y gastronómicas organizadas, tanto por la propia Escuela, como por alguna asociación o entidad pública, incluyendo cursos de la Universidad de Cádiz.

No es de recibo que el personal lleve tanto tiempo sin percibir sus salarios, y que a estas alturas no se sepa cuando y cómo empezará el nuevo curso.

3 comentarios:

Mariano Del Río dijo...

Lamentable, muy lamentable.
Este tipo de situación nos debería llevar directamente al adoquín, el banco arrancado, la farola caída, la..........a las barricadas, en definitiva.
Estos profesionales no se merecen este trato de vejación y ninguneo.
Llorar......no nos toca otra.....por ser pacífico e indolente.

J.R.G.H. dijo...

Soy el delegado de personal de la Escuela, como representante de los trabajadores de este centro le agradezco las reiteradas muestras de apoyo publicadas en su blog.
Todos sabemos las bondades que ha aportado este centro a la hostelería y a los ciudadanos, principalmente a la ciudad y su provincia. En este aspecto hemos notado la falta de apoyo de muchas empresas, instituciones y personas que se han servido del centro en numerosas ocasiones y ahora no se les ve.
Seguiremos peleando por nuestro sueldo pero también por este centro al que nos hemos entregado en cuerpo y alma y que para nosotros es más que un empleo.
Un abrazo
Juan Ramón

ARS dijo...

En la medida de mis cortas posibilidades, cuentan ustedes con todo mi apoyo, pues la labor realizada por los profesionales de la Escuela merece mayor reconocimiento y mejor trato por parte de todos.