miércoles, 1 de junio de 2011

Diccionario

No he tenido oportunidad, todavía, de consultar los 25 tomos del Diccionario Biográfico Español que tanto escándalo parece está causando. Somos muchos los que en mayor o menor medida hemos contribuido con alguna biografía a su redacción, y alguno de los autores podría decir que su entrada es rigurosa, sin faltar a la verdad. Pero lo que se está escribiendo sobre determinadas biografías, precisamente las dedicadas a Franco o a personajes de la Segunda República, tiene que provocar rechazo entre los historiadores y los lectores en general.
Se puede decir, subjetivamente, que Franco fue un general "valeroso", y es objetivo decir que fue católico, aunque no todos los católicos tengan la misma concepción que Franco de la práctica diaria de la moral cristiana. Ahora bien, lo que no es admisible es convertirlo en un adalid de la democracia -decir que participó en un golpe de Estado contra un Gobierno caótico con el único fin de restaurar la monarquía democrática, es una verdadera pasada-, y, sobre todo, es una reescritura falsa de la historia negar que fue un dictador. Pero que esto se diga, que se hable de un régimen autoritario, negando que fuera totalitario, no puede coger de sorpresa a quienes encargaron la entrada sobre Franco a Luis Suárez, medievalista vinculado a la Fundación Francisco Franco. ¡No había historiadores especialistas en Contemporánea a quien encargar la biografía del "caudillo"!

Lo otro, lo de que el diccionario se gestó gobernando Aznar, me parece una inmensa chorrada, es buscarle tres pies al gato, a un gato que, por si quedan dudas, no me cae nada simpático. Los responsables de las entradas polémicas son sus autores y los directores editoriales de la obra.

6 comentarios:

Lápiz dijo...

Al parecer existen algunas "perlas" más en el contenido. No solo se ha condicionado a la nefasta etapa a la que haces mención, también al asturiano Álvarez Casco le han colocado en una hornacina propia de la derechización en la que estamos inmersos.
Con todo esto y financiado por el erario, no nos extrañará ver una imagen de Queipo de Llano en cualquier capilla de la "reunión de los llamados", y es posible que hasta con aureola.

Jesús dijo...

El director de la R.A. de la Historia dijo que se habían tocado cuestiones de redacción, pero que a nadie se le había censurado. Quizá si se siguiera rigurosamente la revisión de un comité de expertos formado ad hoc para cada época, si se le hubiera encomendado la redacción a un autor, y luego la supervisión a otro... Me da la impresión que lo que hay detrás y no se cita es poco ideológico y tiende más a las prisas de sacarlo cuanto antes y a la chapuza, en las cuales parece que no tenemos rival.

Y el director de la RAH ha dicho que está deseando que se hagan correcciones, aunque éstas saldrán después, cuando la información se cuelgue en su web. Bonita manera de que lo impreso sea papel mojado.

ARS dijo...

El asunto es, Jesús, que los académicos pidieron hacer determinadas entradas -al parecer Luis Suárez pidió hacer Franco-, y, claro está, tenían preferencia: para eso es académico. Y a partir de ahí, Lápiz, determinados personajes son redactados por determinados personajes, por lo que se puede esperar de todo. Yo redacté algún empresario gaditano, decimonónico, y poco problemático, pero hay algunos prebostes que se pidieron políticos de influencia: veremos qué dicen en sus hagiografías.

José Joaquín Rodríguez dijo...

Sobre el santísimo fundador del Opus Dei se dice que:

"El 14 de febrero de 1943, mientras celebraba la santa misa, el Señor le hizo ver al padre Escrivá la solución jurídica que iba a permitir la ordenación de sacerdotes a título del Opus Dei: la sociedad sacerdotal de la Santa Cruz".

José Joaquín Rodríguez dijo...

Respecto a lo que dice JESÚS un poco más arriba:

El señor director de la Real Academia de la Historia debería de saber que pedirle a un historiador que incluya todos los hechos y no sólo los que más convengan a su ideología no es "censurar", todo lo contrario, es evitar la censura y el engaño, y ofrecer al lector todos los datos para que él mismo pueda juzgar.

Por cierto, el señor Luis Suárez se justificó diciendo que él no había pedido hacer la entrada de Franco... supongo que no pudo hacer la de Mussolinni porque no era español.

Jesús dijo...

Personajes para escudriñar en el Diccionario: Isabel la Católica, Antonio Pérez, Juana la Beltraneja, el Conde don Julián, Manuel Godoy, Castelar, Felipe González, Aznar, Negrín, Azaña, Coronel Casado, J.A. Primo de Rivera, Fernando VII, Conde Duque de Olivares, Aben Humeya, Gran Capitán, Roger de Flor, Adolfo Suárez, Alfonso XIII, Quevedo, Rouco Varela, Durruti, Largo Caballero...