sábado, 23 de febrero de 2019

La fuente recupera el color

Recuerdo bien el día que mis padres nos llevaron a ver la fuente de la plaza de Sevilla, recién inaugurada, para que viéramos cómo cambiaba el chorro de agua y los colores que la adornaban, nos impresionó, sobre todo, el momento en que se convertía en una especie de nube, con las gotas de agua difuminadas.

 







La recuperación de los colores, por iniciativa de Aguas de Cádiz, con Jesús Oliden a la cabeza, me parece un acierto.

Las fotos me las ha enviado Antonio Cabrera.

1 comentario:

mari carmen G franconetti dijo...



Yo era un comino por entonces, mis padres me llevaron a verla, quedé pasmada y me impresionó mucho...¡Qué bonita lucía!

Saludos.