jueves, 1 de enero de 2015

El Cádiz de las Cortes, y yo

Tenía el libro sobre la mesa desde hace tiempo, casi desde que se publicó hace poco más de seis años, pero no me decidía a leerlo, cada vez que lo cogía, lo abría, miraba su papel brillante -no entiendo el empeño en publicar en ese papel brillante, pesado y caro-, y volvía a dejarlo, repasaba el índice -un batiburrillo temático sin orden-, y cerraba el libro, hasta que hoy, primer día de 2015, he comenzado a leerlo.

Me he reconocido en muchos párrafos -permítaseme la pedantería-, he leído cosas escritas por mí en las primeras treinta páginas y, sin embargo, no aparezco en la bibliografía, no se cita ningún trabajo mío en la lista de apenas 17 libros que se mencionan. Pero, sorprendentemente, en una referencia al año 1561, el autor escribe, creo que sin sentido, "según los historiadores Bustos y Ramos...", cuando no recuerdo haber escrito nada sobre dicho año, y Manolo Bustos, que puede que lo haya hecho, tampoco aparece en la bibliografía.

No obstante, al llegar a la página 35 he vuelto a cerrar el libro, cuando he leído lo siguiente: "Alberto Ramos referencia en su libro El Cádiz de las Cortes".

Textualmente, tal y como lo he escrito. Lo miro, lo leo, lo releo, y alucino en colores. Ya me hubiera gustado a mi escribir la obra maestra de Ramón Solís, pero no, yo no he escrito El Cádiz de las Cortes...

Lo que no entiendo es cómo se puede escribir eso, cómo no se lo ha dicho el prologuista al autor, ni cómo la Diputación de Cádiz ha patrocinado la publicación de un libro que comete tantos errores, y errores tan evidentes como esa equivocada atribución...

Y para colmo, El Cádiz de las Cortes tampoco aparece en la bibliografía.  

2 comentarios:

Rosario Marqués dijo...


Título del libro, por favor, para no comprarlo.

ARS dijo...

El título es "Dichos y hechos del comercio gaditano", de José Álvarez